Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 febrero 2012

VIENE EL OSCAR…

y ya se saben los candidatos, pero chequeemos la cartelera internacional bajo la perspectiva lúdica de este premio:

                El Artista se concentra en la época cuando el ser humano podía ser moderno sin ser ruidoso ni estar esclavizado a aparatos digitales y de voz que, paradójicamente, mientras nos permiten comunicarnos con más frecuencia nos alejan en calidad y contenido de las relaciones interpersonales.

Hay artistas que lo son por talento y logran hacer cosas admirables como el equipo de gobierno de la Primer Ministro de Islandia Jóhanna Sigurðardóttir quien asumió el cargo tras la debacle financiera de 2009 y lideró al parlamento hacia la aprobación de una ley de nacionalización de los tres principales bancos responsables de la crisis y luego se negoció con los acreedores extranjeros el control de la mayoría de las acciones de éstos. En Islandia los contribuyentes no tuvieron que aportar dinero alguno, el país ha triplicado para este año su crecimiento,, tiene una inflación controlada y la tasa de desempleo se redujo enormemente. Ciertamente Islandia es un país pequeño y no necesariamente lo que funcionó en la pequeña isla sea una panacea para otras naciones, pero el arte de “too big to save” (demasiado grande para ser salvado) debe ser premiado por haber dado frutos que el de “too big to fail” (demasiado grande para quebrar), aun no se perciben.

La artista de Islandia: Jóhanna Sigurðardóttir

  En Medianoche en París del gran Woody Allen son fugaces las apariciones de Carla Bruni, contraria a la omnipresencia de su esposo Sarkozy, junto a la alemana Merkel, en la imposición de la política fiscal de austeridad europea que ya está sacudiendo los cimientos sociales de Grecia, y quién sabe a qué nivel de descontento social se puede expandir al resto del continente.  Mientras, en Estados Unidos, se dan las primarias republicanas que probablemente no se definan hasta que ocurran The Ides of March (El Poder y la Gloria, acertadamente desechada para el premio), una expresión común en la Roma antigua en la que se consideraba que el 15 de ese mes era de buen augurio. Sin embargo, según Plutarco, Julio Cesar no hizo caso a la advertencia de un vidente que le alertó de un peligro inminente y confiado, siguió su camino al Senado en donde fue asesinado. ¡Cuídate de los idus de marzo!” popularizó Shakespeare en su obra sobre el mencionado emperador, y esperemos que eso haga Cristina Kirchner ahora que tenemos un “remake” de las tensiones entre Argentina y Reino Unido por las Malvinas justo cuando la eterna Meryl Streep espera si gana por su papel como La Dama de Hierro, quien embistió con su fuerza naval a los soldados enviados a una guerra pérdida de antemano por el régimen militar del país sureño.

 

Los Descendientes este año se dividen entre los que aún son un misterio como el Kim Jong-un, el hijo de Kim Jong-II y nieto de Kim Il-Sung, que desde diciembre del pasado año comanda al régimen totalitario y dinástico que controla a Corea del Norte por más de 60 años; Bashar al-Assad, que heredó la presidencia de Siria en el 2000 luego de que su padre Hafez gobernara por 30 años, y que ahora masacra a quienes intentan acabar con su régimen de terror; los reyes y jeques del golfo pérsico y de Jordania y Marruecos que vendrán a Perú para La tercera cumbre América del Sur-Países Árabes (ASPA)en septiembre de este año, postergada el año pasado por los eventos en el mundo árabe. Si bien hay calma en la mayoría de estas naciones, es incierto algunos gobernantes de esos países lo seguirán siendo cuando sea el Oscar 2013.  

Esto nos conduce directamente a Hugo (presentada en América Latina como “Las Invenciones de Hugo”), en cuya categoría encaja perfectamente el presidente de Venezuela, que uno no sabe con qué invento vendrá si se sigue deteriorando su salud con respecto a quién sería su sucesor político y más ahora con el dinámico Capriles Radonsky liderando a la oposición. 

 

A propo de cine, el pana Sean Penn y su amigo Hugo

 

 Lo que está claro es que los la mejor dirección artística la hizo quien organizó el funeral del norcoreano Kim Jong-II en un derroche de miles de extras preparados para una gran arrebato por su líder.

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Regreso a lo Internacional…

EL NO TAN DISCRETO DESCARO DE LA HIPOCRESÍA 

Organismos de Derechos Humanos claman al mundo detener las masacres perpetradas por el  régimen del partido Baath sirio, dominado por la dinastía al Assad (Bashar, actual dictador, desde el 2000, heredero de su padre Hafez quien gobernó 30 años). Sin embargo, a diferencia de Libia, en donde intervino la OTAN y de Bahrein, en donde su rey sunita fue apoyado por tropas saudíes y de países del Golfo Pérsico reprimiendo a su población de mayoría chiíta, en el caso de Siria los gobiernos árabes y occidentales se limitan a palabras de condena y amenazas incumplidas que ponen en evidencia la gran hipocresía de todos los protagonistas, que por acción u omisión, tienen alguna responsabilidad sobre lo que allí sucede.

Por supuesto la mayor hipocresía es la de Bashar al Assad y su camarilla de criminales que justifican sus masacres calificando de terroristas a todo quien disiente de su régimen y protesta pacíficamente en su contra y también y también son hipócritas  quienes lo apoyan justificando la sangría del país más totalitario del Medio Oriente en el nombre de que su gobierno “lucha contra el imperialismo occidental”. Nada más práctico para potencias como Rusia y China que se oponen a una resolución en la ONU contra al-Assad para aprovechar las sanciones económicas a Siria y así enriquecerse más, y patético, en el caso de quienes simpatizan con el tirano atrapados en discursos rancios de “La Guerra Fría”.

Putin con al Assad

 

Es hipócrita la (falta de) política de los países de la OTAN respecto a Siria, luego de haber intervenido en Libia para detener las matanzas del régimen de Gadafi aunque tengan razones muy pragmáticas para no hacerlo: el régimen de Damasco tiene un ejército mucho más poderoso que el de Libia, con misiles sofisticados contra ataques aéreos; el potencial que tiene Siria para desestabilizar junto a Irán a El Líbano a través del grupo extremista chiita que ambos países patrocinan con armas y dinero, el Hezbolah, y el hecho de que Israel mantiene territorios ocupados a Siria desde 1967, las alturas del Golán, con lo cual l Assad podría aprovechar un ataque para generar una guerra en el Medio Oriente. Éstas son razones de peso para evitar una confrontación directa contra Siria de parte de países vecinos y potencias occidentales, pero hay analistas que piensan que occidente considera como “mal menor” al régimen de Assad porque su caída podría conducir a una guerra civil entre las diferentes comunidades religiosas del país: sunitas vs alauitas (secta a la que pertenece la dinastía Assad), árabes, drusos y kurdos, y esto sería altamente explosivo para países fronterizos como Turquía, Irak, El Líbano, Jordania e Israel.

Ahmadinjad de Iran, al Assad y líder de Hezbollah, jeque Nassaralah

También la Liga Árabe fue cínica al enviar en diciembre a Siria a una comisión de observadores encabezada por el general Mohamed Ahmad al-Dabi, quien según Amnistía Internacional comparte responsabilidad  en masacres en Darfur durante el genocidio ejecutado por el régimen islamista de Sudán. Luego de un mes de observar pasivamente las masacres, recién encaran el conflicto con seriedad con el fallido intento de que e Consejo de Seguridad de la ONU pasara una resolución exigiendo la renuncia de al Assad. 

En muchas guerras recientes, como la de Israel y Hamas en Gaza, en un mes murieron 1200 personas, la mayoría militantes de ese grupo islamista, y en Siria, ya se acercan a 5 mil los civiles asesinados, incluyendo 384 niños, según Unicef.

 No es cuestión de “quién mata a más” pues toda vida es sagrada, pero el silencio, desinterés y el mutis de muchos periodistas en el caso de Siria, Rusia con Chechenia, China con el Tibet, etc.en contraste con su exaltación cuando en un conflicto está la OTAN, EEUU o Israel, dicen mucho sobre el no tan discreto encanto de la hipocresía.

Read Full Post »

En su blog De Santiago a Estambul (and in between), exactamente en la entrega   http://grumberto.blogspot.com/2012/02/el-pino-con-ramas-de-mango-y-otras.html  mi veci-amigo Daniel escribió una crónica sobre su relación con Carmen, una mujer humilde que trabajó  durante 35 años como empleada doméstica y nana de él y su hermano Henry (supongo que la mayor, Vivian, ya la conoció cuando se acercaba a la adolescencia).

En la Venezuela de hace 30, 40 años, la mayoría de nosotros – los de la clase media – teníamos empleadas a las cuales tratábamos como familia, cuestión que ahora que conozco   otros países latinoamericanos, es excepcional, pues de alguna manera y en el mejor de los casos, el trato hacia ellas es muy impersonal y dar muestras de cariño, integrándolas a la familia, es “políticamente incorrecto”.

En mi casa trabajaron varias señoras y señoritas, desde Ermita que nos llamaba a mi hermano y a mí, “mi rey”, con su acento de España, pasando por Francisca que me jalaba los pelos cuando hacía travesuras (y también cuando mi hermano le hacía creer que era yo el travieso, como aquel día que el toco el timbre del apartamento varias veces y se escondió, de manera que cuando llegué yo a la puerta, Francisca pensó que yo fui el culpable y me dejó sin varios cabellos).  Sin embargo, es  Arcelia, oriunda de Colombia, quien estuvo más de 10 años en casa.

ARCELIA

Arcelia era menudita, solterona y felizmente resignada a su vida sin amores pasionales, que apenas entendía cómo  funciona el mundo. A menudo, Dani y yo comentábamos sobre su ingenuidad que apenas le hacía entender lo mínimo de la geografía básica que le permitiera entender por qué mi hermano, Dani y yo, nos alejamos de Venezuela a distantes lugares y no veníamos frecuentemente a visitar a nuestras familias.

La contradicción, es que Arcelia llegó a Caracas desde un pueblo al sur de Colombia (si recuerdo bien, Santa Fe del Sur), junto a su hermana Avelina, que por trabajar para mi abuela, la llamábamos “Abuelina”.

Ambas eran dos seres descontaminados totalmente de la tecnología, del materialismo, del conocimiento de libros, de mínimos contextos, y por supuesto, a Arcelia le resultó muy difícil comprender que tan lejos estaba Israel o Philadelphia cuando me fui de casa y por qué quería estar allá. Pero siguió en el departamento junto a mis padres,  y cada vez que yo llamaba, conversaba con ella, pues ella era parte de la  familia.  Como muchos venezolanos, antes de visitar Caracas,  buscábamos un buen regalo para aquellas abnegadas mujeres que vivían y compartían con nuestras familias,  mujeres que se volvían confidentes de nuestras madres, sin realmente captar hasta que punto cumplían una labor psicológica para minimizar algo de la soledad natural al tener a sus hijos en el exterior.

Dani y yo

Arcelia se llevaba muy bien con Carmen, la del apartamento de al lado,  empleada de Dani, mi vecino. Yo  adoraba a Carmen porque la conocía desde que tengo uso de la razón. En cambio, la dinámica de Dani con Arcelia era diferente: se veían a los ojos y sin razón alguna a Dani le daba un ataque de risa y Arcelia reaccionaba sonrojándose y se escondía en su habitación porque le avergonzaba que la viéramos riéndose. Luego volvía a la cocina, y su mirada se encontraba con la de Dani, nuevo ataque de risa, nuevo intento infructuoso de Arcelia por no reír y otra vez ocurría esa dinámica  saludable e  innecesaria de analizar para los tres.

Hasta hoy en día, cuando visito Venezuela, intento llamar a Arcelia a su pueblito en Colombia, pero no es fácil conversar con ella porque no hay línea de teléfono en su hacienda, y se debe intentar programar una hora fija. Sin embargo, últimamente no hemos logrado que le llegué el mensaje. Con Carmen, la “segunda mamá” de Dani, me encuentro cuando visito Valencia y conversamos un rato, y suele acompañarme mi primo Meyer, que vive en esa ciudad y también la conoce desde la infancia.

En la Residencia Alta Florida (no confundir con Edificio Alta Florida), Arcelia por menos tiempo y Carmen, por mucho más, eran parte de las familias Grumberg y Segal, cuyos apartamentos estaban juntos en el segundo piso, y en donde Ariel, mayor que Dani cronológicamente, pero hermano menor en lo emocional, pasábamos mucho tiempo en uno u otro lado de la pared que separaba la intimidad de ambos hogares (aunque a veces, por el conducto en donde se lanza la basura, Dani empujaba con una escoba la pequeña compuerta desde donde nosotros lanzábamos la nuestra, y nos comunicábamos directamente por esa cavidad “secreta” y maloliente)

Me alegró leer en el blog de Dani la visita que hizo a Carmen en Naguanagua,  Valencia, y recomiendo a todos quienes me leen, también leerlo en su blog, pues es una lección de amistad por encima de las clases sociales y los prejuicios aun vigentes en muchos lugares, y lastimosamente, en la Venezuela de hoy, que desde el poder se incita al odio entre los que más y menos tienen.

Arcelia, mi exesposa Mery, mi hermano Ernesto, su hija Adriana, yo, mi mamá Alicia y Lorgia, que venía semanalmente a planchar y luego que se fue Arcelia, a limpiar una vez a la semana.

Venezuela volverá a estar bien, no cuando se acaben las tentaciones totalitarias y la polarización política actual, sino especialmente, cuando las nuevas generaciones puedan sentir apegos como el de Arcelia y Carmen con las familias a las que se integraron.  Ellas no fueron empleadas, fueron familiares que ejercían su labor de vida en nuestros hogares.

No dejen de leer sobre Carmen y Dani en:

ttp://grumberto.blogspot.com/2012/02/el-pino-con-ramas-de-mango-y-otras.html

Read Full Post »

ECOS DE VICTORIA NO LLEGAN A FLORIDA

Hace unos días, luego de la semifinal del Abierto de Tenis de Australia en la que Rafael Nadal derrotó a  Roger Federer, un entrevistador le solicitó que de un consejo a Andy Murray en su partido contra el hoy, jugador al número uno del ranking mundial, Novak Djokovic. Nadal se limitó a decir que el escocés debía jugar agresivo para derrotar al serbio, y agregó: “Pero yo he perdido las últimas seis veces con él (Djokovic), no le puedo dar muchos consejos”.

 

 

Cuándo uno presencia los ataques que se han propinado los aspirantes a la candidatura presidencial del partido republicano en Estados Unidos, es notoria la arrogancia de la mayoría para ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, y provoca obligarlos a tomar clases de humildad con Nadal. Hasta diciembre, el ex gobernador de Texas, Rick Perry, atacaba hipócrita e implacablemente al favorito Mitt Romney hasta el punto acusarlo de haber contratado a trabajadores ilegales en sus empresas cuando su estado es uno de los que más ha visto incrementar la presencia de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Romney y Perry. Ver link de youtube en:

ttp://www.youtube.com/watch?v=dkpamHZqJGk&feature=related

Ahora, con el apoyo de la facción más recalcitrante de los republicanos, el llamado Tea Party (Partido del Té), el ex presidente de la Cámara de Representantes entre 1995 a 1999 durante la presidencia de Bill Clinton, Newton Gingrich es quien arremete contra el ex gobernador de Massachusetts. (A Gingrich,  afortunadamente, se le conoce como “Newt” ¿Será para evitar que su prosa alborotada y sus ideas añejas no evoquen al gran físico y filosofo racionalista y de avanzada, Sir Isaac?). El ex congresista acusó a Romney de no mostrar las verdaderas cifras de supuestas evasiones de impuestos y lo calificó de “anti inmigrante”. ¿No es que Romney daba trabajo a inmigrantes ilegales como decía Perry, quien luego de retirarse de la carrera electoral, apoya a Gingrich?

Gingrich y Romney

Romney, quien es miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es decir, mormón, ciertamente está lejos de ser un santo, ni de sus primeros ni de últimos días, y pero recordó a los norteamericanos que Gingrich fue obligado a dejar su puesto como presidente del Congreso por problemas éticos, entre otros, haber promovido el impeachment contra Clinton por  su affaire extramatrimonial con la pasante Mónica Lewinsky, mientras él mismo engañaba a su esposa con su actual mujer. ¿No es que un hombre público debe ser ejemplo de honor y moralidad? También, la campaña de Romney ha demostrado que Gingrich fue consultor de lobistas de la Corporación Federal de Prestamos e Hipotecas Freddie Mac, la de mayor responsabilidad en la crisis hipotecaria del país.

En política y religión son escasos los santos, en todos los tiempos y espacios,  por eso es de tan mal gusto acusar a otro sin reconocer que uno comete pecados parecidos, sobre todo en una contienda electoral. Es aquí a donde vuelvo a la filosofía “Nadalista” evocada en Melbourne, en la ciudad del estado australiano de Victoria.

Luego de la victoria de Romney en Florida y a la espera de los próximos estados por votar – en primarias y luego en las elecciones presidenciales –  el eco de las palabras del tenista sobre “quién es él para dar consejos a otros”, no resuenan en los oídos sordos de políticos dispuestos a jugar sucio para llegar al poder.

 

 

 

Read Full Post »