Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 marzo 2012

DE TOULOUSE AL VERTIG@ MUNDIAL

Una de las definiciones de “vértigo” es “apresuramiento anormal de la actividad de una persona o colectividad”, y el término es aplicable a varios aspectos de los sucesos que ocurrieron en Toulouse, a causa del terrorista Mohamed Merah, y muchas de las reacciones que sus asesinatos a 3 soldados y a un rabino y 3 niños, y luego el largo tiroteo que lo condujo a su propia muerte.

Los atentados del joven francés de origen argelino, Merah, quien aseguró que los ejecutaba en nombre de una “Jihad” (Guerra Santa), fueron vertiginosos, pues realizó tres en un período de 8 días hasta que las fuerzas policiales francesas lo acorralaron en su departamento, pero también fue vertiginosa la reacción de los servicios de inteligencia, del gobierno y de los ciudadanos franceses que pasaron de un estado de ansiedad generalizad a una rápida sensación de seguridad por la eficiencia de un estado que acabó con “aquel loco motorizado que mataba gente”, como inicialmente la mayoría lo percibía.

Asedio policial a la residencia del terrorista

“El loco” no resultó ser fanático ultraderechista que se dedicaba a matar a árabes y judíos por xenofobia y antisemitismo, como se apresuraron muchos a sentenciar por la “inmediatez analítica” (algo que se asemeja a un oxímoron como el de “una ligera profundidad”) a los cuales algunos se sienten presionados por las exigencias mediáticas de nuestros tiempos. El asesino de Toulouse fue un  fanático musulmán miembro de Al Qaeda. Pero… ¡detengámonos un momento para no caer en el vértigo de la inmediatez!: la policía sabe que Merah se proclamo miembro de la gran multinacional islamista sunita fundada por Bin Laden, pero ya muchos dan como un hecho que fue enviado por Al Qaeda a emprender “los atentados. Puede ser que sus matanzas fueron programadas con islamistas fuera cuando Merah estuvo entrenando en Pakistán y Afganistán pero quizá no le asignó la “misión” que el proclamó, sino fue producto de una motivación inconsciente de una personalidad con rasgos de protagonismo enfermizo (él mismo se sindicó llamando a la emisora France 24 y le dijo a una periodista que grabó todos los crímenes con una cámara y que los videos “serían colgados en internet pronto”. Todavía no sabemos el nivel real de su vinculo con Al Qaeda.   

 Durante de la operación para detener a Merah, que culminó con su muerte, los medios comenzaron a especular y analizar cómo influiría en la popularidad de Sarkozy un éxito o fracaso de la operación, ya en campaña electoral, como si eso fuese lo más relevante de la historia. La mayoría de los analistas consideran que el gobierno francés actuó de manera prudente y eficaz, pero en el vértigo de tener que hacer análisis mejores que los de los demás, hay algunos que lo critican ferozmente como el Dr.  Avigdor Haselkorn, quien en su artículo  “El regalo de Francia al Jihadismo Global” publicado en el diario Haaretz, asegura que el exceso de alarma y de fuerza en el caso de Toulouse, Sarkozy y su gabinete le han dado una falsa tranquilidad a su sociedad, y más bien, han motivado a futuros terroristas islámicos a realizar atentados puesto que “el ‘genio’ del jihadismo está en el reconocimiento del poder de una persona, y esto ocurre cuando hoy, la tecnología ha empoderado al individuo a través de un repertorio de armas e instrumentos de comunicación digitales que en tiempo real le permiten dar una sensación de ser un peligro colectivo mayor de lo que realmente es. Buen punto el del Dr. Haselkorn, y bien fundamentado, pero… ¿no puede esperar unos días para dejarnos celebrar unos días antes de regresar al vértigo de la realidad?

 

 

Fuente: http://caballerocastanedo.blogspot.com/2010/11/don-quijote-digitalizado.html

Read Full Post »

EN EL REINO DE RANIA

La mayoría de los actuales países del Medio Oriente tienen su origen en el desmembramiento del Imperio Turco Otomano luego de  la I Guerra Mundial cuando la Liga de las Naciones creó un sistema de protectorados (colonias provisionales) del que eventualmente surgirían, Arabia Saudita, Jordania e Iraq, del mandato británico, y Siria y El Líbano del francés.

En 1922 los británicos dividieron a la provincia de Palestina entregando a los árabes el control del territorio al Este del río Jordán (entonces Transjordania, hoy Jordania) y mantuvieron el control de la parte oeste que luego de 1948 se independizó en lo que hoy son Gaza, Cisjordania e Israel.

Gran Bretaña entrego territorios a su aliado árabe de la Gran Guerra, Husayn Iben Ali, conocido como el “protector de La Meca” (un privilegio heredado por los líderes del clan Hachemita de la tribu de Quraish, en Arabia,  al cual perteneció el fundador del Islam, Mahoma).  De esta manera, dos hijos de Husayn recibieron territorios para extender el poder de la dinastía hachemita: Abdalá I se convirtió en rey de Jordania e Iraq pasó a manos de Faisal I, cuyo hijo fue destronado y asesinado por militares que la convirtieron en una república gobernada por dictadores, con Saddam Husein como él último de ellos. Husayn fue derrocado por la dinastía saudí en 1926  y así, solo Jordania quedó como el único país con un monarca hachemita a la cabeza, hoy, el bisnieto de su primer rey, Abdalá II.

Faisal I y un delegación en Paris (a su derecha el famoso Lawerence de Arabia)

 La razón de la supervivencia de la monarquía jordana se debe a la habilidad y gran popularidad que supo ganar el padre de Abdalá II,  el rey Hussein. Si bien Jordania apostó durante años, junto al resto de los países árabes, a la destrucción del Estado de Israel, Hussein comprendió en la década de los 80 que le convenía desprenderse de sus aspiraciones en Cisjordania – controlado por Jordania desde 1949 a 1967 – y dejar que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) fuese el único representante de los habitantes de ese territorio bajo control militar israelí. Después del Acuerdo de Oslo de 1993 entre el gobierno israelí de Rabin-Peres y la OLP de Arafat, Jordania se convirtió, luego de Egipto, en el segundo país árabe en firmar un tratado de paz con la vecina nación en 1994.

 

Rabin (izq) estrecha la mano del Rey Hussein (der) con Clinton como mediador en el tratad de paz entre Israel y Jordania

 

Durante décadas la monarquía hachemita jordana se mantenía en una frágil cuerda floja por la cantidad de refugiados que recibieron, primero de la guerra de 1948-49, cuando se creó Israel, y luego por la “Guerra de los Seis Días” de 1967. Fue así como Jordania se vio abrumada por una  masiva presencia de  árabes provenientes de Israel y Cisjordania. (Incluso, el rey debió aplastar una rebelión encabezada por la OLP en 1971 en su territorio y expulsó a la milicia de Arafat que se traslado a  El Líbano). Hussein se propuso crear una identidad propia jordana, diferente a la de los árabes de Cisjordania puesto que la diáspora árabe-palestina post-1948 conforma más del 30% del país, y logró con éxito que la mayoría de la población de su país se sienta integrada a una visión nacionalista jordana aunque persisten varios campos de refugiados en el país.

Afiches de Hussein y Abdallah II

Abdalá II, educado en Gran Bretaña al igual que su padre, también es querido por la mayoría de los jordanos (¡y qué decir de su esposa Rania, perseguida por los paparazzi europeos!), y aunque ya había iniciado una serie de reformas para otorgar más poder al primer ministro y al parlamento del país, ante la ola de las recientes protestas populares en el mundo árabe, ha anunciado que profundizará aun más los cambios políticos y económicos que su pueblo reclama.

El reto de Jordania luego de la llamada “Primavera Árabe” no es el libio de integrar a diversas tribus árabes; ni el yemenita de lidiar con grupos separatistas chiítas en el norte y zonas tomadas por Al Qaeda; ni el de Bahrein ni Siria en donde una minoría de una rama del Islam gobierna sobre una mayoría. En Jordania, el reclamo, por el momento, es el de calidad de vida ante los altos niveles de pobreza, el incremento de precios de alimentos y cierto grado de corrupción en el gobierno. Por ahora, el islamismo radical del Frente de Acción Islámica (FAI), brazo político de la Hermandad Musulmana (la misma que existe en Egipto y otros países árabes), no ha representado una mayor amenaza al régimen, aunque la ubicación del país, entre Arabia Saudita e Irak, lugares ansiados por el Irán chiíta y la Al Qaeda sunita, por sus lugares sagrados del Islam y sus riquezas petroleras, han hecho que los monarcas jordanos se muevan con mucho pragmatismo.

El verdadero rostro de Jordania es el de integrar a una gran cantidad de refugiados palestinos, cuya realidad social, es muy lejana al de la tez de Rania.

Read Full Post »

SALIÓ SALEH Y QUEDA AL QAEDA

El pasado Noviembre, Alí Abadlá Saleh, dictador de Yemen firmó un acuerdo propuesto por los países del Golfo Pérsico en el que deja al poder, luego de  33 años, a cambio de inmunidad legal por su responsabilidad en violaciones contra derechos humanos, incluyendo las de muertes durante las protestas callejeras en su contra durante el año pasado.

Luego de sobrevivir a un atentado en en junio de 2011 que lo  dejó con quemaduras en más de 40% de su cuerpo (convaleció por 4 meses en Arabia Saudita), Saleh comprendió que no solo perdió a la calle, sino a sectores de su ejército y en enero viajó a Estados Unidos en donde aseguró que pronto regresaria a su país a liderar a su partido desde la oposición.

 

 

 

Debe ser motivo de celebración el derrocamiento de todo dictador.  Saleh fue un golpista que se convirtió en líder de la Junta Militar de Yemen del Norte desde 1978 y luego presidente electo de Yemen unificado en 1990, cuando se acordó establecer un sistema presidencialista civil. Como suelen hacer la mayoría de los militares que prometen democracia, Saleh reformó la constitución para ser reelecto y perpetuarse en el poder.

 

La dimisión de Saleh no implica que Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), que opera con total impunidad en buena parte del territorio yemení, se detendrá en su intento de derrocar a su sucesor para crear un régimen islamista, ni mucho menos que la guerrilla de chiítas del movimiento Al Houthi del norte, buscarán crear una nación independiente. Este escenario, en el segundo país con más armas por persona en la tierra (más de 60% de sus habitantes), y el más pobre del mundo árabe (con más de 40% de la población en niveles cercanos a desnutrición), se complica más por el apoyo que tiene la guerrilla Al Houthi, chiíta, del régimen también chiíta iraní; confrontado por el gobierno apoyado por la monarquía sunita de Arabia Saudita y la enemistad de ambos grupos y sus protectores extranjeros con Al Qaeda.

 

¿Sale Saleh? Sí, ya es un hecho pues a fines de febrero anunció que se exilará en Etiopia, pero igual en Al Qaeda queda, y también otros islamistas radicales y piratas yemeníes que junto a los somalíes hacen grandes negocios en ambas orillas del Mar Rojo, y las guerrillas separatistas continuarán con la lucha armada. Nada hay que celebrar en la tierra de nadie y de todos,  llamada  Yemen.

Read Full Post »

RALLIES EN DAKAR

Es el país políticamente más estable de África. Nunca sufrió de golpes militares ni de intimidación a sus ciudadanos para que voten por un presidente, a diferencia de casi todo el resto del continente al que pertenece. Esa nación  se independizó de Francia en 1960, y luego de medio siglo de tranquilidad política, por primera vez llega el “virus” del caudillismo mesiánico del cual no está liberad ninguna sociedad del mundo, en especial, aquellas con instituciones frágiles.

No muchas naciones pueden jactarse de haber tenido como presidente, y mucho menos, el primero de su historia como república, a un poeta, y ese es el caso de Senegal cuyo primer jefe de gobierno fue el escritor y catedrático, Léopold Sédar Senghor. Senegal tuvo por 40 años reelección indefinida y eso explica que Sédar Sengor gobernara 20 años y su sucesor de La Unión Progresista Senegalesa , Abdou Diouf, lo hiciera también por ese período, desde 1980 al año 2000, cuando perdió el poder en elecciones contra el actual presidente Abdoulaye Wade del Partido Democrático Senegalés.

Wade aseguró que si llegaba al poder, entre varias promesas, fijaría un máximo de dos términos presidenciales de 5 años, y lideró una reforma de la Cata Magna, en 2001 en la cual se introdujo ese cambio constitucional. Ahora, con 85 años y dos períodos como presidente, dice que su primer quinquenio no cuenta, por lo cual aspira a reelegirse en las elecciones del pasado 26 de febrero. En enero, el Consejo Constitucional de Senegal (CC) rechazó recursos presentados por varios partidos de oposición para impedir que Wade siguiera en la carrera presidencial, y esto ocasionó violentas manifestaciones, en especial en la capital, Dakar y en la ciudad norteña de Podor.

Abdoulaye Wade

Con un gobierno manejado de forma personalista en el cual la corrupción y los favores políticos entre la nueva elite del partido de Wade, se da una vida ostentosa en un país en el cual casi la mitad de sus 12 y medio millones de habitantes están por debajo de la línea de la pobreza, el presidente se aprovecha de los recursos del estado para hacer campaña política y el CC inhabilitó a tres de los candidatos con mayor opción a confrontarlo, incluyendo al cantante de música popular senegalesa Youssou Ndour (hombre comprometido con varias causas políticas y sociales que ha ¡trabajad para la ONU, UNICEF y ha hecho una  gira internacional llamada ¡Amnistía Internacional Human Rights Now!).

Hace poco el famoso Rally Dakar que durante años se realizaba desde Paris y luego otras ciudades europeas a la capital senegalesa,  se hizo con éxito este año en Sudamérica, pero los rallies (manifestaciones) que ahora se hacen en Dakar, no son de alta velocidad pero sí de gran intensidad para evitar que el país referente de estabilidad y democracias de África no se suma en los delirios de un megalómano que lo conduce hacia el retraso.

Read Full Post »