Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 junio 2014

IRAQ SE COMPLICA

Luego de una década de frágil democracia impuesta y protegida por Estados Unidos, Iraq se tambalea por la expansión del peligroso grupo Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) que ha conquistado ciudades de la provincia norteña de Mosul y amenaza con conquistar Bagdad, para luego continuar sus conquistas hacia la provincia del sur, Basora.

A medida que la provincia de Mosul obtuvo más autonomía. dado que la mayoría de su población es étnicamente kurda (no árabe), su control quedo a manos de fuerzas de seguridad de la región, sin injerencia del ejército iraquí, por lo cual tras la retirada de las tropas de EEUU del país, el EIIL se fortificó gracias a la asistencia financiera, logística y de armamentos que le proporcionó Al Qaeda. (VER “Acuerdo de Kirkuk”de 2008 en  http://www.mo.be/es/artikel/la-prueba-llamada-kirkuk)


El EIIL es un grupo de árabes sunitas radicales que surgió contra el gobierno de transición establecido por EEUU y que considera a los dirigentes políticos moderados iraquíes, electos democráticamente, como traidores al Islam, en especial al partido principal que domina el parlamento representante de la mayoría chiita del país. El objetivo del grupo es el establecimiento de un califato (imperio) sunita, no solo en Iraq sino también en todo el Levante (Medio Oriente). Es por esto que el EIIL combate contra la autoridad autónoma kurda, contra el gobierno central cuya sede está en capital del país, Bagdad, pero también se han involucrado en la guerra civil siria colaborando con rebeldes fanáticos sunitas que intentan derrocar al régimen laico y de minoría alauita (no sunita) del dictador Al-Assad.

El EIIL surgió de la unión de sunitas radicales que desde el 2004 se vincularon a la filial  de Al Qaeda  en Iraq, bajo la tutela de su líder y eventualmente se convirtió en su filial más poderosa en la zona del Levante cercana al Mediterráneo (Cisjordania, Gaza, El Líbano, Siria, Jordania). La raíz del EIIL viene de la unión de grupos árabes sunitas radicales que desde el 2004 se unieron a Al Qaeda, bajo la tutela del líder de Al Qaeda en Iraq, al- Zarqawi, asesinado por los estadounidenses en 2006, y es hoy su filial más poderosa en la zona del Levante cercana al Mediterráneo (Cisjordania, Gaza, El Líbano, Siria, Jordania).

Apenas divisado por el “radar” de las grandes potencias y del mundo árabe preocupados por otros conflictos: “primaveras” que no florecieron, guerra civil en Siria y Yemen, fortalecimiento de Al Qaeda en la África musulmana y en la Península Arábiga, etc., y el EIIL se ha convertido en el mayor peligro de una confrontación sunita-chiita que podría desestabilizar a todo el Medio Oriente, ahora que clérigos chiitas iraquíes y el régimen fundamentalista de la vecina Irán, han anunciado que se involucrarán en este conflicto para detener el proyecto de este grupo sunita fanático.

Como en El Líbano, Siria y Yemen, el conflicto entre radicales sunitas y chiitas que data desde la muerte de Mahoma, se radicaliza en Iraq por el error de EEUU de invadir .y luego salir de ese país, sin dejarlo estable.

Read Full Post »

GIROS DELICADOS

Mientras en muchos países se mantiene la “estable inestabilidad institucional” de siempre, con hechos de corrupción, escándalos políticos, y alguno que otro problema que casi todas las naciones padecen, algunos lugares del mundo han girado, y mucho, en recientes semanas:

En la democracia más extensa del mundo, India, el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata (BJ) obtuvo una abrumadora victoria electoral que dejó al partido de la dinastía Gandhi con la votación más baja de su historia, conduciendo a su líder  Narendra Modi, en el primer ministro. A pesar de la ideología fundamentalista hindú del BJ, que incita la violencia de algunos extremistas contra minorías religiosas como los musulmanes, cristianos y sikhs (la mayoría habitantes del estado de Punjab), las grandes masas de votantes que otorgaron la mayoría absoluta parlamentaria del partido de Modi, apuestan a cambios económicos, sociales y de lucha contra la corrupción sin que se altere la coexistencia multicultural del país.

Poster de la campaña electoral.

 

También hubo elecciones en Ucrania, y las ganó el empresario Petro Poroshenko quien promete unificar a un país que lo es de nombre, mas no en sentimiento nacional. En el encuentro de líderes de potencias europeas con Obama de esta semana,  se intentó presionar a Putin para qué Rusia deje de apoyar a los grupos separatistas de Ucrania oriental y Odessa, pero la situación se complica y pudiera extenderse a Moldavia, en la región de mayoría rusa de Transnitria.

La canciller alemana Angela Merkel media en una conversación entre Poroshenko y Putin en Normandía.

 

En el encuentro de la pasada semana entre  líderes de potencias europeas con Obama por el aniversario de la invasión anglo-americana de Normandía en la II Guerra Mundial, se intentó presionar a Putin para qué Rusia deje de apoyar a los grupos separatistas de Ucrania oriental y Odessa, pero la situación se complica y pudiera extenderse a Moldavia, en la región de mayoría rusa de Transnitria.

 

En Nigeria los islamistas de Boko Haram siguen reteniendo a  las niñas que raptaron y desangran al norte de esa nación con atentados terroristas; en Egipto se estabilizan los militares en el poder con la elección del general Al-Sisi  como presidente; Siria se sigue desangrando en su guerra civil, y millones de personas en el mundo sufren las consecuencias de regímenes y grupos fanáticos religiosos, ideologizados o que solo funcionan por y para la corrupción.

Esta caricatura del genial Quino refleja como el fanatismo y la intolerancia son un mal que aqueja  a la humanidad desde tiempos remotos:

 

 

Mejores los escándalos conocidos que represión y tragedias por conocer.

Read Full Post »

SABER RETIRARSE

(Escribí el artículo el mismo día de la abdicación del Rey Juan Carlos de España y luego ví que el politollogo y humorista Laureano Márquez publicó como editorial del diario Tal Cual el viernes 6-6-14). Por lo tanto pongo, a continuación, ambos artículos que tienen cierta semejanzas de concepto:

SABER RETIRARSE

Para muchos españoles el Rey Juan Carlos tardó mucho tiempo en abdicar dado los escándalos a los que se le han vinculado en los últimos años. Algunas de las razones, por las cuales los grupo anti-monárquicos de España  han ganado fuerza, recientemente, se relacionan con la imagen deteriorada de un rey que cometió errores como irse de caza en plena crisis económica de su país  – y además fotografiarse orgullosamente junto a elefantes que serían sus presas –  rumores de tener amoríos con una princesa alemana y  acusaciones de estar involucrado en el caso de corrupción de su yerno Iñaki Urdangarin, etc.

Muchos dirigentes políticos que deberían respetar períodos limitados en el poder, a diferencia de los de monarcas, no tienen la menor intención de retirarse como lo hizo Juan Carlos, cuyos defectos son ínfimos, comparativamente. Estos reyezuelos son responsables de represión y violación de derechos humanos; instauración y apoyo a grupos paramilitares; incitación al odio entre los mismos ciudadanos de su nación y corrupción de altísimo nivel, como por ejemplo Putin en Rusia y Ucrania, Mugabe en Zimbabue, Omar Al-Bashir en Sudán, al-Assad en Siria y Maduro, que emula a quien condujo a Venezuela a la violencia, Chávez, entre otros.

Juan Carlos I, quien junto al recién fallecido ex presidente español, Adolfo Suarez, condujeron a España a una difícil pero exitosa transición de la larga dictadura de Franco, a la vibrante democracia en la que se convirtió, desafiando a extremistas de izquierda y de derecha; a violentos comunistas y militares golpistas, tiene un sitial importante en la historia contemporánea de su país. Su rol fue el de tender puentes a esa España que nunca resolvió su cruenta guerra civil  entre monárquicos y republicanos.

Quizá la monarquía haya caducado, o quizá no, y lo hizo tarde, y  aun así, por su papel por la democracia  de España, y por saber retirarse,  merece Juan Carlos que se diga: “¡El rey ha abdicado, que viva el rey!”.

embed]http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=1037804[/embed

Carta al Rey por Laureano Márquez

Señor:

Ya ve usted qué diferentes son los países. Lo digo por la ligereza con la que se ha tomado su abdicación. Nada debe ser más difícil que reinar sobre el alma española, cuya complejidad y contradicciones hemos heredado los hispanoamericanos, en muchos casos agravadas por los propios ingredientes que la historia particular de ambiciones y demagogias ha puesto en cada caso. Usted, en mala hora, mató un elefante en África (por cierto, pidió públicas disculpas por el asunto, algo que jamás le hemos oído a un gobernante nuestro en 200 años de independencia y créame que a veces las han puesto más grandes que un elefante) y con ello se pretende anular 39 años de brillante reinado que tantas vidas le ahorró a la España de charanga y pandereta, llena de heridas de bando y bando. Nosotros llevamos más de 40 muertos humanos, amén de innumerables torturas y violaciones a los derechos humanos en los últimos meses y más de 24.763 muertos en 2013 (según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia) por la inseguridad ?que verdaderamente es la única que aquí reina por completo y sin visos de que vaya a abdicar? y la izquierda alcahueta de su país no dice ni esta boca es mía. Las muertes de la “izquierda” definitivamente son menos muertes que las de la derecha. Siempre ha pasado en la historia: no es lo mismo Hitler que Stalin o Mao, ni Fidel que Pinochet. No hay museo de la memoria para los muertos, torturados y desaparecidos de las dictaduras de izquierda.

Qué fácilmente olvidan algunos el difícil tránsito del franquismo a la democracia, que Suárez y usted llevaron con tanto tino; el establecimiento de un sistema de libertades inexistente en España y el respeto a una pluralidad cultural en la que no hay nada más español que negar la hispanidad. A los mismos que les parece excelente que Fidel traspase el poder a su hermano, sin que los cubanos hayan votado nunca una monarquía, les parece mal que usted abdique en favor de su hijo Felipe, cuyo mayor inconveniente será, sin duda, que siendo el sexto de su nombre, inevitablemente, quedará asociado su reinado a Camilo, que es el único Sesto que España ha conocido en los últimos tiempos.

Renunciar al poder, de cuyo ejercicio efectivo además usted carece, por tratarse la suya de una monarquíaconstitucional que aleja de sus manos las tareas de gobierno, es algo que desconcierta nuestras ambiciones de poder perpetuo. Nosotros al independizarnos cambiamos la monarquía por una caterva de reyecitos que nunca han sido constitucionales. Se quedaron en la monarquía absoluta y creen que su poder está fundado en el derecho divino, pero no de Dios, sino de lo divino que es permanecer en el gobierno, más como caporales que como estadistas. Otra tacha que lanza sobre su reinado esa ambivalente izquierda española, cuyo eco oímos por aquí, es el tema de su yerno, censurable también, pero debidamente investigado por los tribunales. Le aseguro que por estos lares nadie se atrevería a abrirle ningún juicio ni siquiera a un primo (aunque sea de Rivera) del cuarto grado de consanguinidad. De hecho, la malversación de nuestras “familias reales” es pública y notoria y ningún juez se atreve siquiera a levantar la venda de la justicia ni un milímetro, para ver que nuestros “reyes” andan siempre desnudos. Hemos visto desde nuestros predios, donde no se consigue ni papel para limpiarse el culo (que en España no es mala palabra), cuestionar su gestión por la crisis económica en la que España se ha visto sumida. Los que se ofenden por los 7 millones de euros que cuesta el sostenimiento de la Casa Real (por cierto, 12,6 menos que en el 2010), son los mismos que se han dilapidado 3.000.000 x 100 x 31 x 12 x 16 dólares y para los cuales 7 millones de euros seguramente es el sencillo de una buena comisión o negocio fraudulento. Y no le cuento del presupuesto de nuestra Presidencia, no solo por evitarle un real soponcio, sino porque no sé a qué euro debe calcularse, si negro, Sicad I o II, pero créame que le llevan una morena.

En fin, le escribo ahora que ya no será más rey para que nadie diga que le adulo. Además, no podrá usted nombrarme marqués, porque el marqués de Márquez suena ridículamente cacofónico. Me encantan los árboles caídos. Usted y Benedicto XVI son para mí lo más parecido a eso que se denomina “héroes de la retirada”. Los que en su renuncia se engrandecen y muestran que hay otros intereses colectivos por encima del ego personal, que no es poca cosa en un rey: ahí tiene usted a Isabel, que con tal de que su hijo nunca llegue a ser rey está dispuesta a vivir 150 años. Usted fue, simultáneamente, el peor error de Franco y el mejor acierto de la España moderna. Lástima que los españoles se avergüencen tanto de sus aciertos y, como nosotros, celebren tanto las metidas de pata.

Read Full Post »

http://www.el-nacional.com/siete_dias/higado_0_415158579.html


LEONARDO PADRÓN

“Yo era un hígado”

autro image

“Mamá, ¿estás ahí?”, preguntó con un hilo de voz. “”Sí, hija, aquí estoy”, le respondió Gloria a la menor de sus hijas. Estaban solo a dos metros de distancia, pero ninguna podía ver nada porque tenían vendados los ojos. Ella, con un trapo maloliente. La hija con el propio suéter que vestía el día que el Ejército la detuvo en una calle de Rubio, estado Táchira. La hija respiró aliviada. Estaba en mitad del horror y saberse junto a su madre hacía todo menos amargo.
El miércoles 19 de marzo, como todos los días de su vida desde que está desempleada, Gloria Tobón, de 47 años de edad, se quedó lidiando con el trajín del hogar. Katheriin, la hija, fue a la tienda de bisutería donde gana un sueldo de 3.500 bolívares mensuales que penosamente alcanza para la supervivencia de ellas y tres nietos de Gloria (el mayor de 7, la menor de 4). La madre de esos niños los abandonó para irse con un hombre del pueblo. Gloria no perdió el tiempo quejándose y se dispuso a criar a los nietos. Pero ese es otro cuento. El miércoles, el Táchira entero ardía en protestas contra el gobierno nacional.
Katheriin (así, con dos “i”) la llamó a las 9 y 30 de la mañana y le contó que unos motorizados habían llegado al negocio a decirles que tenían que cerrar. Aprovecharían para ir a San Cristóbal a hacer mercado. “En Rubio no se consigue nada. Usted viera. Eso da vergüenza”, me comenta. Yamilet, otra de sus hijas, se quedó al cuidado de los niños. “Acordamos en vernos en la farmacia. Había una protesta pacífica. De hecho, algunos muchachos hasta conversaban con los guardias. Un militar me dijo que no me fuera a San Cristóbal porque eso estaba muy feo. Entonces nos sentamos un ratico a apoyar la protesta”. Gloria habla con marcado acento andino. Su voz tiene la templanza de las serranías. Solo en los riscos muy empinados se agrieta.
No pasó mucho tiempo para que apareciera una nube de motorizados, me cuenta. Habla de más de veinte, con sus respectivos parrilleros. “Arremetieron contra todo el mundo. Salimos corriendo y oí unos gritos espantosos. Yo me volteé a ver y era una muchacha. La estaban cacheteando horrible. La agarraron por el cabello y la iban a arrastrar por el suelo con la moto andando. Yo me devolví a defenderla”. Un gesto intolerable para los efectivos. Uno se bajó de la moto y la empujó contra la reja del terminal de autobuses.  Le cayó a patadas. Una. Dos. Tres. Muchas veces. El otro le puso una pistola en la frente. El primero, encolerizado, le gritaba: “¡Mátala, mata a esa perra. Dispara!”. Katheriin intercedió. Era su madre, por Dios. Los hombres entonces giraron el periscopio de su violencia hacia la muchacha de apenas 21 años. “La golpearon muchísimo. Yo les gritaba que me mataran a mí y la soltaran a ella”. Madre e hija en encarnizada defensa una de la otra. La calle entera era un caos. Los soldados distrajeron sus golpes en otra gente. Alguien las sacó de ahí en una moto hasta la entrada de Rubio. “Fuimos a donde la suegra de mi hermana a pasar el susto”. Faltaba lo peor.
***
Luego de un largo rato salieron, con ánimo de volver a su casa. Pero vino una nueva arremetida: “Salimos corriendo todos otra vez. En mitad del gentío se me perdió mi hija”. Se desesperó. Gritaba su nombre. Corría de un lado a otro. La autoridad era una jauría hambrienta. Vio la reja abierta de una casa y se metió. La gente de la casa la sacó a patadas. La entregaron a los efectivos. “Uno me empezó a ahorcar. Yo me estaba asfixiando. Otro me echaba vinagre en la cara: “¡Te gusta el vinagre, guarimberita! Abre los ojos, coño de tu madre!”. Una mujer de uniforme le propinó otra ración de patadas. La tiraron dentro de una camioneta, de cabeza. “Vamos a ver si cuando te pongamos electricidad no vas a decir quién te financia”. Ella no  entendía nada. Mientras se la llevaban detenida, solo pensaba en su hija.

***
Apenas entró al salón vio a Katheriin, vendada, descalza. Pero no tuvo tiempo de mucho. La trasladaron a un cuarto: “Allí me echaban agua encima. Eso era a cada rato. Luego me colocaron descargas eléctricas en las uñas y en los pies. Unos corrientazos muy fuertes. También me lo hicieron en los senos…”.
(Gloria dejó de hablar, se le atascaron las palabras en la garganta, en el cielo de la boca, en el recuerdo. Se puso a llorar, como partiéndose en  pedazos. Se excusó conmigo: “Ay, discúlpeme, es que esto es muy fuerte”. Narrar los hechos le hizo exhumar el pánico. Tomó aire. Y siguió).
“Entonces llegó una mujer que regañó a los soldados. Me llevó junto a mi hija. Ahí nos tenían esposadas. Y nos fueron pasando a otro cuarto una por una. Nos tomaban fotos. Yo no sabía para qué. Cada vez que traían a un estudiante detenido era horrible, los gritos, lo que le hacían. A mi hija la pusieron a ver cómo golpeaban a un muchacho, un enfermero. Katheriin lo conocía. Lo arrodillaron y le daban patadas en la cara. Le partieron la nariz y casi la mitad de la dentadura. Sangraba tanto que mi hija casi se desmaya. Se burlaron de ella. Decían: ‘¡Malditos, los vamos a llevar a una fosa, los vamos a picar en pedacitos!’. A mi hija le decían que la iban a trasladar para la cárcel de Santa Ana para que la violara un pran. Yo era puro llorar, estaba demasiado asustada. Duré doce horas con los ojos vendados, imagínese eso. A cada rato pasaban y nos golpeaban. Había uno que se paraba encima de los pies descalzos de mi hija, por puro gusto. Nos agarraron los teléfonos y ponían cosas horribles. Cuando alguien me llamaba le decían que ya yo estaba muerta”. Gloria se detiene. El llanto le tapa la boca otra vez. Le amarra las frases. Es devastador cuando se calla.
A medianoche llegaron el alcalde de Rubio y varios concejales a ver el estado de los detenidos. Previamente, los efectivos se encargaron de desesposarlas, quitarles las vendas, limpiar los golpes, peinarlas. A los estudiantes los vistieron con cualquier franela a mano. Un concejal, cuando vio el estado de la madre y la hija, no dudó en decirle a un sargento: “Yo me cambio por esas dos mujeres”. Lo ignoraron por completo. A las dos de la madrugada llegó el Cicpc. A Gloria le dieron para que firmara una declaración donde reconocía que le habían respetado todos sus derechos. Ella se indignó, dijo que no lo iba a firmar porque era falso. Demasiado falso. De paso, ya le había contado Yamilet, en un momento que logró verla, que un guardia había montado en Facebook una foto suya, vendada, rodeada de bombas molotov, morteros, clavos y botellas de vinagre. La postal de una terrorista.
***
Eran 22 detenidos, dos profesores, un fotógrafo, estudiantes, gente que no estaba protestando y un discapacitado con la pierna llena de perdigones. Entonces las montaron en un convoy. Las llevaban agachadas. A Gloria le tenían un pie montado sobre la cabeza: “Aquí va esta perra maldita”, decían. Les quitaron los 2.600 bolívares que llevaban para hacer mercado. Las llevaron hasta el comando de San Antonio del Táchira. Allí duraron tres días detenidas. Nunca les dejaron ver a la familia. Les servían solo arroz en las comidas. Arroz. Arroz. Arroz. “Allí estuvimos, desde el miércoles hasta el viernes, sentadas, sin poder acostarnos, sin bañarnos ni cambiarnos de ropa. Decían que nos iban a hacer un juicio militar, imagínese. Nosotras no entendíamos nada. ¿Juicio por qué? Nos querían llevar al Centro Penitenciario de Barinas”.
“Mamá, estoy asustada”. “Yo también, hija. Vamos a rezar”.

***
Finalmente, gracias a la marcación cerrada de los abogados del Foro Penal Venezolano, lograron salir. Tienen una medida cautelar. Madre e hija deben presentarse todos los 24 de cada mes en la fiscalía de San Antonio.
Gloria, a pesar de tanto, es irreductible. “Yo quería demandar porque me violaron mis derechos”. Cuenta que la hija, aterrada, le rogaba: “Mamá, nosotros somos muy humildes, somos pobres, ¿quién nos va a escuchar?”. La juez le dio un argumento mayor: si demandaba todo sería peor.
Le pregunto si le parece más apropiado que use un seudónimo para esta crónica. “No me importa que diga mi nombre. No quiero que esto le pase a ningún otro venezolano”. Me quedo en silencio. “Claro”, apenas respondo.
Me habla de las secuelas. Contusiones, golpes internos, inflamación de la cervical, dislocación del hombro. Y el sueño, que se le fue no sabe para dónde. Aún conserva algunos morados en el rostro. Entonces me suelta una frase que resume toda la violencia: “Yo era un hígado… Mi cara era un monstruo”.
“¿Tiene miedo?”, le pregunto. Me confiesa que teme que en una de las presentaciones la dejen detenida. “¿No prefiere callar?”,  insisto. “Todo esto tiene que saberse”, explica. Anoté su nombre por segunda vez: Gloria Tobón.
“Yo estudié hasta cuarto año de bachillerato. He trabajado como repostera, en mantenimiento, cosas así. Ahora soy una perseguida política, ¿qué me le parece?”. Un nieto la requiere con llanto y persistencia. Cuando terminamos de hablar me asomo a la ventana. En la calle veo una pancarta: “Maduro es Pueblo”.
Esta es solo una de las 160 historias de tortura que nunca se han contado en cadena nacional.

Read Full Post »