Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 noviembre 2016

TRUDEAU Y LA OTRA T

Se llama Justin Trudeau llama Justin Trudeau y a un año de asumir el poder en Canadá es uno de sus gobernantes más populares a pesar de que los índices de productividad de su país han bajado con respecto a los de los años de su predecesor Stephen Harper y de que ha anunciado que no cumplirá con algunas promesas de campaña como crear una política energética ejemplar ante el calentamiento global o implementar la declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Entonces, si es tan temprano para juzgar a su gobierno, ¿por qué Trudeau es tan querido?

La primera sorpresa la dio cuando conformó un gabinete que representa la diversidad de su país en el cual 15 de los 30 ministros son mujeres y entre todos están representadas las 10 provincias de Canadá. La diversidad de los ministros incluye, por ejemplo, a una refugiada de Afganistán; otra de procedencia indígena (“naciones originarias”); un hijo de inmigrantes de la religión sij de la India, un millonario, un periodista y otros tantos que simbolizan a esa nación heterogénea, bilingüe y multicultural.

Trudeau ha impulsado, vertiginosamente, una agenda progresista con la legalización de la marihuana, la protección de los derechos de gais, lesbianas y trasgéneros; la aprobación de la muerte asistida a enfermos terminales y ha sido aplaudido por la política humanitaria de recepción de miles de refugiados sirios, aunque su gobierno se retractó de implementar la declaración de la ONU sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.

Algunos se preguntan si será que el caso de la gran popularidad del joven y energético hijo de uno de los políticos que transformó a Canadá en la sociedad tolerantes y multicultural de hoy, Pierre Trudeau se impone el estilo a la sustancia, y si la economía canadiense no mejora en unos meses seguirá Monsieur Justin manteniendo la larga luna de miel de la que ahora goza.

La transición de Obama a Trump (la otra T) demuestra que ningún país es inmune a los discursos de miedo e intolerancia.

Read Full Post »

REFLEXIONES DE STRESS POST “TRUMPÁTICO”

Quien esto escribe no padece algo remotamente parecido a la angustia de millones de habitantes de la ciudad de Alepo masacrada sin piedad por aviones del dictador sirio al- Assad y de Putin, y ni siquiera sufre, directamente, la situación de desabastecimiento, violencia y represión en Venezuela o las dificultades que padecen los argentinos al sincerar su economía con Macri, etc.

El mío es un stress post traumático, por ahora atenuado por el tiempo de espera hasta enero debido a la realidad de que Donald Trump futuro será, en enero, el próximo presidente de Estados Unidos.

No agregaré una explicación a las decenas de miles que tantos analistas, “expertos” o no, sobre temas electorales o estadounidenses nos han dado para explicar el resultado de las elecciones de EEUU, pero sí unas reflexiones a partir de las tantas sorpresas que nos está dejando el año 2016 como el Brexit, el fin del bipartidismo español y austriaco, el referéndum de Colombia y ahora “esto”.

-Lo único que podemos predecir en nuestros tiempos es que no hay nada que se pueda predecir.

-Los desafíos que confrontan los gobiernos en el siglo 21 son de magnitudes y naturalezas que no se pueden confrontar con los sistemas políticos actuales, por lo cual, algún sustituto a lo que eran los partidos y los medios de comunicación tradicionales se están gestando ante nosotros aunque no logremos identificarlo claramente.

-El mundo de los Millenials (nacidos desde finales de 1980s), – quienes dan por descontando al terrorismo a nivel mundial, a la crisis económica y a las tecnologías que provocaran artrosis prematura en sus dedos – ha desfasado los viejos paradigmas de interpretación de la realidad.

-Los analistas servimos más para rellenar espacios escritos, radiales, televisivos o virtuales que para dar respuestas inteligentes a los sucesos actuales.

-Los personajes pintorescos y peligrosos del siglo 20 (Hitler, Mussolini, Mao, Duvalier, etc.) han mutado a en versiones más sofisticadas y/o caricaturescas en el siglo 21 (Chávez, Rafael Correa, Putin, Mugabe en Zimbabue, Duterte en Filipinas, Berlusconi, Trump, etc.).

-Todo lo anterior puedes ser verdad o falso

Read Full Post »

LA PROFECIA DE ZAKARIA

En su libro El Futuro de la liberad (2003), el politólogo Fareed Zakaria cita a George Stephanopoulos, uno de los estrategas políticos de Bill Clinton durante sus dos campañas electorales: “Si Al Gore (ex vicepresidente de Clinton) quiere postularse para la candidatura, deberá recaudar el dinero necesario, obtener buena publicidad y subir en las encuestas, lo cual le granjeará, a su vez, una mayor cantidad de dinero y mejores titulares de prensa. Lo que opinen los veteranos del partido es irrelevante porque ya no existe el partido. Los que se consideran a sí mismos ´veteranos´ no son más que viejos políticos que buscan algo que hacer”.

Finalmente Al Gore fue el candidato del partido demócrata que compitió en las elecciones del año 2000 contra el republicano George W. Bush, y perdió tras un reñido y largo reconteo de votos en el estado de Florida.

La disputa por Florida entre Bush y Gore.

La disputa por Florida entre Bush y Gore.

A partir de esta reflexión Zakaria afirma: “…en este nuevo sistema más ´democrático ´hemos conocido a muchas más dinastías políticas, funcionarios celebres y políticos multimillonarios que anteriormente”, y luego presagia: “A medida que el partido político sigue decayendo ser rico y/o famoso se convertirá en el camino habitual para aspirar a un cargo político de importancia”.

Donald Trump e Hilary Clinton son perfectos ejemplos de esta distorsión de la política en la cual, dinastías (los Bush o Clinton, como antes los Kennedy), o gente millonaria y famosa, se convirtieron en los principales candidatos de una Estados Unidos en la cual, desde hace tiempo, colapsa el sistema bipartdista como en muchas naciones occidentales (España, Grecia, Austria, etc.).

Trump es la encarnación de la profecía de Zakaria: un hombre conocido por la mayoría de los estadounidenses -no necesariamente admirado,- de mucho dinero, continuador de una dinastía empresarial y además, con excelente manejo de los medios de comunicación como productor y conductor de un reality show.

La elección de Trump es una señal más de que la política, tal como la conocimos desde la post- II Guerra Mundial, se desploma y los paradigmas para futuros jefes de gobierno cambian a varios megabytes por segundo. Y ahora el miedo…

Read Full Post »

NI UNO MORE…

En la antesala de las más críticas elecciones de Estados Unidos (EEUU), lo que ocurre en países como Venezuela y Siria ejemplifican por qué es tan importante lo que ocurra en la potencia norteamericana.

En Venezuela no solo se juega si habrá democracia, sino también, si se agravará la peor crisis humanitaria de su historia (hambre, carencia de productos básicos, violencia, etc.) Un gobierno con métodos fascistas se niega a medirse electoralmente con la oposición como lo establece la constitución a través de un referéndum revocatorio.

La tabla de salvación que otorgó la mediación del Papa entrampa a la variopinta oposición ante un régimen que ya ha demostrado en hechos y discurso que siguen la vía de Lenin: se dialoga con “enemigos de la revolución” solo para ganar tiempo hasta poder destruirlos. Los dirigentes de oposición deben balancear el clamor de las mayorías que exigen mantener activa la calle y acciones de desobediencia civil, con una negociación que genere, rápido, salidas reales a la crisis.

En la ciudad de Alepo, la segunda más poblada de Siria, aviones del régimen de al Assad y de Rusia bombardean sin tregua a grupos resistentes contra la dictadura (la mayoría laicos y no del Estado Islámico), provocando una de las peores masacres de civiles desde la II Guerra Mundial aunque EEUU, la Unión Europea y la ONU han exigido a Putin evitar estas matanzas indiscriminadas.

El neo-zar ruso se hace oídos sordos y cuenta con la “gracia” de la calle occidental que estaría organizando protestas si un bombardeo mucho menor fuese ejecutado por los “imperialistas” EEUU, Israel o Gran Bretaña.

Con los Putin, al- Assad, Maduro, otros gobernantes crueles y grupos como ISIS, Al Qaeda, etc., la victoria de un desequilibrado y desenfrenado personaje como Trump en la gran potencia mundial sería un factor más de gran peligro.

Read Full Post »