Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 enero 2017

AMARGA SUCESIÓN

Si bien Barack Obama recibió con cordialidad en La Casa Blanca a Trump pronosticando una transición presidencial fluida, las profundas diferencias entre ambos(caso de espionaje cibernético ruso y las relaciones con Putin; descuerdo con las políticas hacia el gobierno de Netanyahu; qué hacer con la cárcel de Guantánamo, etc.), complicaron el período de cambio entre uno y otro presidente.

El trago amargo que debió sentir Obama al entregar la banda presidencial a Trump no ocurrió porque éste sea de otro partido (¡ni siquiera los republicanos están seguros de que Trump los representa!), sino, porque el nuevo presidente de Estados Unidos promete desbaratar casi todo su legado y porque su estilo imprudente y megalómano no augura un futuro tranquilo para ese país y para el mundo.

CUANDO OBAMA, COMO MUCHOS, NO IMAGINABA A TRUMP COMO PRESIDENTE:

En un país con unos 250 años con tradición de transiciones presidenciales, éstas ocurren sin mayores sinsabores y sin embargo, hubo algunas complicadas como la de James Buchanam a Lincoln en 1860 porque el primero criticó al segundo por no haber aceptado la declaración de secesión de estados del sur por su postura anti-esclavista (así comenzó la Guerra Civil de EEUU).

Una difícil transición: de Buchanam a Lincoln.

Una difícil transición: de Buchanam a Lincoln.

Menos dramática pero compleja fue la transición de 1928 cuando el presidente Calvin Coolidge se negó a cooperar con su sucesor Herbert Hoover, aparentemente, por razones personales, para que luego Hoover – en cuyo término ocurrió la Gran Depresión de 1929 –no quisiera conversar directamente con su sucesor, Franklin Delano Roosevelt porque durante la campaña el demócrata el candidato lo calificó de “gordo, tímido castrado”. El Secretario de Tesoro del gobierno del gobierno saliente coordinó el cambio de mando.

Un caso ejemplar fue el de George Bush padre quien dejo a su sucesor Bill Clinton, – quien le impidió su reelección en 1993 – una hermosa carta en la cual expresó: “Su éxito es el éxito de nuestro país” y le aconsejó: “Habrá momentos muy duros. No deje que las críticas lo desanimen o le hagan desviar de su camino”.

Quizá, Obama debió sugerir al adicto tuitero Trump, hacer la trasmisión de mando de manera virtual a través de sus celulares y así, solo el amigo del magnate, Putin, hubiera sido el único en saber que mensajes de texto intercambiaron.

Read Full Post »

¿DEPRESIÓN O POR PRESIÓN?

Es legítimo cuestionar cuánto del comportamiento de Barack Obama, a pocos días de dejar la presidencia, revela un tipo de depresión por dejar la presidencia de Estados Unidos o cuánto manifiesta una forma de presión – en un intento de defender su legado- ante un sucesor que promete desbaratar sus políticas más audaces.(La reforma de salud, el acuerdo de inspección nuclear a Irán, relaciones con Cuba, sanciones a un Putin desenfrenado en su imperialismo, etc.).

Muchos consideran que su decisión de no vetar la resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU contra la política de construcción de asentamientos de Israel, cuestión que sí hizo al vetarla en 2011, tiene más que ver con la pésima relación personal entre Obama y el Primer Ministro israelí Netanyahu que a una decisión de política de estado (ningún gobierno demócrata ni republicano permitió resoluciones semejantes desde la década de 1970).

Netanyahu y Obama.

Netanyahu y Obama.

Puede haber algo de rabia a majaderías de Netanyahu (quien dio un discurso en el congreso de EEUU, invitado por la mayoría republicana, para criticar a Obama por el tratado con Irán y lo desafió, públicamente, varias veces) y a la frustración, por la intransigencia de Netanyahu, que impidió a Obama ser el promotor de un acuerdo final de paz entre israelíes y palestinos.

Pero quizá, también, el presidente estadounidense permitió que se votara en contra de Israel en la ONU como
acción preventiva a lo que se vislumbra, con Trump, como una política parcializada al gobierno de Netanyahu.

Obama expulsó a diplomáticos rusos como represalia contra Putin por ciber-espionaje durante la campaña electoral de EEUU: ¿Represalia proporcional a o un intento de dificultar la normalización de relaciones entre Trump y el dictador ruso, también por su corresponsabilidad en masacres como las de Alepo y su intervencionismo militar-político en Ucrania?

La siempre tensa relación entre Obama y Putin.

La siempre tensa relación entre Obama y Putin.

Lo que sí es criticable, definitivamente, es el comentario que hizo Obama a CNN de que él sí le hubiera ganado las elecciones a Trump. Eso desentona con el estilo prudente y comedido de estos ocho años.

Read Full Post »

LA PERSONALIDAD

Días atrás se dio el ritual periodístico de varios medios de comunicación para presentar a quienes consideran el personaje del año que pasó y el 2016 nos permitió se testigos, sin lugar a dudas, de la aparición de un “personaje”, (en todo el sentido de la palabra, por lo mediático y teatral): Donald Trump, el candidato, pues aun no sabemos si será igual a Trump, el presidente de Estados Unidos.

Los editores del semanario Time, revista pionera en nombrar a personajes de cada año, ironizaron su selección titulando en la portada: “Donald Trump, presidente de Estados Desunidos de América” y explicaron que su decisión se basa, en parte, a recordarle al país que “la demagogia se nutre de la desesperanza y que la verdad sólo vale en función de la confianza que se le tiene a quien la enuncia, por haberle dado confianza a un electorado oculto, canalizando sus iras y difundiendo sus temores…”.

Este personaje, representa, sin dudas, mucho de lo que caracteriza a nuestros tiempos (no solo un año, sino un período), cuando lo superficial gana terreno sobre lo esencial; lo banal sobre lo importante; lo mediático sobre lo substancial y la vulgaridad sobre la excelencia. Hoy, como en el pasado, quien capitalice los miedos y odios que abierta o soterradamente sienten millones de personas en cualquier parte del mundo, si maneja un discurso pasional y las redes sociales, puede ganar gran apoyo popular.

Caricatura del genial Quino.

Caricatura del genial Quino.

El hombre que supo llevar su reality show de las pantallas de la televisión a la arena política estadounidense, atrajo a los mismos medios que en la recta final de las elecciones intentaron convencer a su audiencia de que Trump era peligroso. ¡Pero así es la democracia de hoy! Cuando el personaje buscado por las cámaras por su extravagancia va dejando de ser parte del entretenimiento de algo tan serio como una campaña política, para convertirse en un probable jefe de gobierno, muchos periodistas ya dieron vida propia al monstruo Frankenstein al que crearon.

Trump representa a nuestros tiempos cuando todo se vale para lograr los objetivos que nos imponemos sin importar los “daños colaterales” que se causen a aliados, rivales y a toda una sociedad.

El tango Cambalache es más vigente hoy que en el siglo 20, al advertirnos que: …“Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. ¡Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor!…”

Por eso, no solo hay que reconocer que Trump es el personaje del año, sino también, una personalidad referencial de la actualidad cuando casi todo se reduce a la política como reality shows; crueles videos de las matanzas del Estado Islámico por YouTube; guerras de tuits y las cinematográficas “del hambre” sin casi cobertura sobre la real inanición que cada año causa la muerte de más de 5 millones de niños en el mundo.

TANGO “CAMBALACHE” DE ENRIQUE SANTOS DISCÉPOLO, COMPUESTO EN 1934 Y NUNCA MÁS VIGENTE COMO EN NUESTROS TIEMPOS.

Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también; que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafáos, contentos y amargaos, valores y dublé. Pero que el siglo veinte es un despliegue de maldad insolente ya no hay quien lo niegue, vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos.
Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. ¡Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao… Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón.
¡Pero que falta de respeto, qué atropello a la razón! ¡Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón! Mezclaos con Stavisky van don Bosco y la Mignon, don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín. Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache ves llorar la Biblia contra un calefón.
Siglo veinte, cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no afana es un gil. ¡Dale nomás, dale que va, que allá en el horno nos vamo a encontrar! ¡No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao! Es lo mismo el que labura noche y día como un buey que el que vive de los otros, que el que mata o el que cura o está fuera de la ley.

Enrique Santos Discepolo

Read Full Post »