Feeds:
Entradas
Comentarios

AQUÍ, FILOSOFANDO…

¿Cuál es la lógica para que el dictador sirio, Bashar al Assad, lanzara bombas biológicas en bastiones de guerrillas islamistas matando a población civil cuando su régimen sanguinario recuperó poder político y territorial gracias a Rusia? Ninguna.

Tras el anuncio de La Casa Blanca, a fines de marzo, de que su prioridad principal es la lucha contra el Estado Islámico y ya no la dimisión de al Assad, ciertamente al dictador sirio no le convenía utilizar bombas biológicas contra sus enemigos.

Sin embargo Putin, quien controla al régimen sirio, para mantener los intereses geopolíticos y comerciales de Rusia en ese país podía beneficiarse de que al Assad volviese a ser persona non grata para evitar que Estados Unidos participe en el futuro en las negociaciones que Rusia auspicia para una Siria de posguerra.

Bashar al-Assad y Putin.

¿Significa esto que Putin dio la orden a al tirano sirio de usar armas biológicas? Es solo una hipótesis, pero ciertamente, posible.

Trump ordenó ejecutar un ataque limitado contra Siria, quizá, algo conmovido por las terribles imágenes de la barbarie pero no debemos descartar que le convenía tomar acciones contra un régimen aliado a Putin en momentos cuando sus asesores son investigados por posibles conexiones con el régimen ruso que, aparentemente, espió al Partido Demócrata para ayudar al magnate a ganar las elecciones

Es posible que el ataque, siendo limitado y anunciado previamente a Moscú, fuera acordado entre Trump y Putin para que el primero pudiese deslindarse del segundo y así, facilitar a mediano plazo, el acercamiento político entre ambos gobiernos. Si ese fuese el caso las fricciones diplomáticas de las dos potencias serían un show mediático.
La misma doble (i)lógica (cumplir promesas electorales y distraer la atención de problemas y escándalos domésticos) puede estar vinculada a la decisión de EEUU de lanzar una súper bomba a ISIS en Afganistán y acrecentar las tensiones con Corea del Norte.

En política hay contradicciones que lucen tan contradictorias que no lo son. (Aquí, filosofando…)

¿Qué revolución necesitaba Venezuela después la democracia bipartidista que se estableció en 1958 tras la caída del régimen dictatorial del General Marcos Pérez Jiménez?

Frase de más vigencia que nunca del padre de la democracia venezolana Rómulo Betancourt.

Ciertamente no una revolución que acabara con la separación de poderes que existió en Venezuela por cuatro décadas y por ejemplo, forzó a Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato, a renunciar a la presidencia en 1993 por un juicio dictaminado por la Corte Suprema de Justicia que lo acusó de peculado y malversación de los fondos de la partida secreta del Estado. (Luego se supo que ese dinero fue destinado para la campaña electoral de Violeta Chamorro, en Nicaragua, en un intento de restaurar la democracia luego de una década de gobierno autocrático sandinista). Tampoco hubo una revolución que acabara con las libertades que la democracia venezolana le otorgara a los medios de comunicación social, o que atentara contra el derecho a la propiedad privada y, mucho menos una que intensificara la dependencia económica del país, casi exclusivamente, en el petróleo.

La Revolución que necesitaba Venezuela era, justamente, la que hizo votar a millones de sus ciudadanos por el outsider Chávez, en 1998, pensando que el golpista de 1992 se había moderado y que por no tener intereses económicos como la mayoría de los políticos, combatiría contra los grandes defectos de los 40 años, de lo que hoy los venezolanos califican como: “aquellos tiempos cuando éramos felices y no lo sabíamos”.

Caricatura de uno de los más geniales humoristas venezolanos: Pedro León Zapata (Q.E.P.D)

Millones de venezolanos eligieron a Chávez para profundizar la democracia y combatir así al clientelismo de los partidos políticos tradicionales; para crear una economía diversificada y ser menos dependientes de las fluctuaciones del precio del oro negro; para reducir la corrupción, distribuir mejor el presupuesto nacional, crear infraestructura, puestos de trabajo y no para crear una mentalidad parasitaria con un gobierno que regala a cambio de votos.

La revolución que necesitaba Venezuela era la de más viviendas decentes, una industria del turismo en un país agraciado por sus bellezas naturales (por algo Colón lo llamó “tierra de gracia”) y para darle prioridad a la agricultura y así gozar de soberanía alimentaria siendo el país una de las tierras más fértiles del mundo.
Chávez hizo todo lo contrario a esa revolución necesaria porque nunca dejo de ser el golpista delirante que intentó derrocar a un gobierno democráticamente electo en 1992.

Una vez en el poder, Chávez desmontó la institucionalidad del país e hipnotizado por Fidel Castro, se rodeó de izquierdistas trasnochados, oportunistas y corruptos, se preocupó de una supuesta “revolución” continental militarista, totalitaria y mesiánica (todo esto se resume en la realidad histórica del comunismo), y finalmente le entregó Venezuela al régimen cubano que hoy maneja con militares y agentes de su servicio secreto a las fuerzas armadas y a instituciones del país.

Maduro es solo un monigote que impusieron los hermanos Castro tras la inminencia de la muerte de Chávez, para manejar al país sin resistencias internas, pero dada su mediocridad y falta de carisma, no pudo controlar al sector de militares y políticos vinculados al narcotráfico y al que promueve ayuda a terroristas como los del grupo pro-iraní Hezbollah.

El régimen no se puede dar el lujo de perder el poder, pues a la cúpula chavista le espera un exilio no muy dorado en Irán, Cuba o Rusia, o cárceles de la DEA o para reos de alta peligrosidad.

La verdadera revolución es la que plantean hoy valientes miembros de la variopinta oposición como López, Capriles y María Corina Machado (María Coraje, la llaman), Raúl (no Castro, sino Baduel) o los hoy políticos y antes miembros del movimiento estudiantil: Stalin (Rivas), Guevara (no el Che, si no, Freddy), Yon Goicochea, preso político (y no el comunista norteamericano John Reed) y otros, cuyos nombres se van convirtiendo en sinónimos de un cambio profundo y democrático para Venezuela.

S Oea S…

El miércoles tenía listo este artículo y comenzaba así:

“No cumplen con la Constitución que su “comandante eterno” les legó y por eso impidieron el derecho a realizar un referendo revocatorio del presidente, de allí que no existe separación de poderes, no hay libertad de expresión ni de circulación, hay presos políticos, se discrimina a quien se manifiesta contra ellos, y desde hace tiempo, premian a miembros de su régimen cuando son acusados de vínculos con el narcotráfico como ocurrió con el general Néstor Reverol, Ministro del Interior actual y al ex ministro de la misma cartera que dio pasaportes a terroristas de Hezbollah e Irán, el actual vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami.

 

nestor-reverol-empresas1

EL AISSAMI Y REVEROL

Muchos se preguntan, cómo se llegó a esta situación y la respuesta es la misma que se hizo la humanidad luego que Adolf Hitler causó la II Guerra Mundial o dio luz verde al peor genocidio de la historia: El Holocausto, cuando se le pudo detener en 1933 poco después de llegar al poder o antes, cuando el partido Nazi utilizó a grupos paramilitares para acosar a sus oponentes en Alemania.

También al chavismo se consolidó ante la pasividad de los vecinos de Latinoamérica que observaron, indiferentes, como su ideología, metodología y esencia se tornaba más violenta y cruel.

 

1118weil

Vuelve a reaccionar Luis Almagro. El año pasado fracasó en el intentó de activar la Carta Interamericana Democrática (un mecanismo creado por la OEA en Lima, año  2001 para evitar golpes contra presidentes en ejercicio y golpes desde el poder”). Esta vez tampoco es seguro que lo logrará, pero ha puesto en el tapete internacional, antes de la reciente crisis, la naturaleza dictatorial del régimen castro-chavista.

Almagro ya hizo su parte. ¿Volverán los presidentes latinoamericanos a demostrar  la crueldad de los cobardes que no actúan ante el sufrimiento de los venezolanos?

PROGRAMA “A BOCAJARRO” DEL 30-3-17 EN EL CUAL QUIEN ESTO ESCRIBE PARTICIPÓ:

AYUDA INTERNACIONAL

El periodista Phillip Butters recomendó en su artículo “El Porta-Aviones de Trump” (diario Expreso, 22-3-17) que el gobierno peruano debería solicitar ayuda inmediata a un portaviones estadounidense.

Artículo de Butters.

Coincido plenamente con él.
De la misma manera que las diferencias de interés político interno deben dejarse de lado en una crisis y tragedia como la que ocurre en este momento en el Perú, también hay que desembarazarse del miedo a la crítica si se pide ayuda internacional de salvamento, servicios de salud, equipos de comunicación provisionales, etc., que países muy desarrollados pueden proveer para que en las siguientes semanas más gente sea rescatada y menos sufran los estragos inmediatos de las inundaciones.

Por razones geográficas, la petición debería ser hecha, oficialmente, a EEUU, más allá de ideologías y de la antipatía que nos puede causar el actual presidente de la gran potencia del continente americano. También se puede pedir auxilio para tareas de rescate a brigadas especiales de países expertos en esos asuntos por razones de terrorismo, frecuentes terremotos y otras calamidades (Israel, Japón, etc.), y para la reconstrucción, a arquitectos especialistas la construcción de diques y canales por habitar bajo el nivel del mar, como Los Países Bajos (Holanda).
—————————–
DURANTE Y DESPUÉS DEL HURACÁN KATRINA QUE AFECTÓ AL ESTADO DE LUISIANA, ESPECIALMENTE LA CIUDAD DE NEW ORLEANS, ESTADOS UNIDOS ACEPTÓ AYUDA INMEDIATA Y PARA RECONSTRUCCIÓN DE VARIOS PAÍSES. POR EJEMPLO:
“While some donations were heartily accepted, like Germany’s high-speed pumps to lower the flood waters or the Dutch levee reconstruction experts, most were either declined or simply unclaimed. Allies offering troops and search-and-rescue teams were denied. A Swedish plane of aid was not given clearance to land. Italy’s shipments of medical supplies were left to spoil in the elements for weeks until they were destroyed without ever being utilized. Greece’s donation of two cruise ships to be used for free hotels or hospitals was rejected, because they would not arrive for a month. Instead, the U.S. spent $249 million using Carnival Cruise ships”.
FUENTE: http://www.borgenmagazine.com/over-90-countries-offered-foreign-aid-to-the-u-s-during-hurricane-katrina/
——————————————–

El gobierno y la oposición del Perú mejorarían su imagen ante la población porque con ayuda internacional de rescate cumplen mejor con su labor y demuestran que la política no importa cuando se trata de la vida y las necesidades básicas de miles de personas. No es momento para tratar de demostrar autosuficiencia si no hay equipos y cantidad de funcionarios expertos en emergencias mientras más gente pueden seguir exponiendo sus vidas por más desbordamientos de ríos o enfermedades causadas por el lodo, la basura, los mosquitos, la malnutrición y deshidratación.

Imágenes dramáticas durante las inundaciones actuales en el Perú.

La ayuda humanitaria Venezuela no debería ser bienvenida si su régimen tirano y corrupto lo hace por propaganda expensas de sus propios ciudadanos que carecen de servicios básicos (en este momento hay escasez de gasolina). Lo sería, siempre y cuando Perú se aúne a la iniciativa del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para activar la Carta Interamericana Democrática presionando al régimen de Maduro a restablecer la democracia y también pedir asistencia humanitaria internacional para los venezolanos.

Se ayuda a los pueblos, no a los gobiernos y Perú debe colaborar para debilitar a la dictadura chavista.

BAJOS, PERO CON ALTURA

En el mundo se le conoce como Holanda, (la del sur y la del norte), las provincias más conocidas de las 12 continentales europeas de Los Países Bajos, cuyo nombre oficial es Nederlands, y al incluir a tres islas caribeñas independientes – Aruba, Curazao y San Martín – vinculadas a Los Países Bajos en una confederación política-económica, se e llama el Reino de Nederlands.

El miércoles los neerlandeses eligieron a sus representantes de la cámara baja de 150 miembros. Durante meses las encuestas dieron como favorito al populista de extrema derecha Geert Wilders, quien confrontacional ante la Unión Europea y profundamente intolerante ante los musulmanes, pero el candidatura se fue desinflando en las últimas semanas, y el actual Primer Ministro (PM) del Partido Liberal, Mark Rutte obtuvó 33 escaños dejando al Partido de la Libertad de Wilders en segundo lugar con 22.

Rutte y Wilders.

Rutte tendrá el derecho de concertar una coalición de partidos de centro y de derecha moderada para conformar el próximo gobierno, mientras Wilders, con la segunda mayor votación demostrando y la principal bancada de oposición demuestra que el ultranacionalismo y los mensajes xenófobos, especialmente, anti islámicos, siguen en auge en países europeos como en Hungría, Polonia, Austria, y los aun por medirse electoralmente este año: Francia y Alemania.

Algunos analistas atribuyen que la victoria de Rutte fue más holgada gracias el ex PM y, ahora presidente de Turquía, Erdogán, quien en su afán de perpetuarse en el poder sometió a referéndum una ley, a votarse en abril, para cambiar el sistema parlamentario por uno presidencial. Dado que en la ciudad holandesa de Róterdam residen muchos turcos Erdogán fomentó un mitin que fue prohibido por el gobierno de La Haya.

Desde entonces al autócrata turco (más del estilo Chávez-Maduro que Putin) ha ofendido al gobierno y al pueblo de neerlandés obligando a Rutte a reaccionar y contestarle categóricamente, a su intervencionismo. Probablemente muchos votantes de Wilder, se decantaron por esto, al nacionalismo prudente y moderado de Rutte.

Los Países Bajos se mantuvieron a la altura de su tradición tolerante de siglos.

En “el nombre de la democracia” no faltan gobiernos como el de Putin, Chávez-Maduro, o Robert Mugabe de Zimbabue, entre muchos otros, que están dispuestos a reprimir a los disidentes y copar las instituciones del estado y perpetuarse en el poder a las malas.

Recep Tayip Erdogan, el presidente de Turquía aprovechó el fallido golpe militar de junio 1016, en contra su régimen, para seguir haciendo un golpe desde el estado, ya no en “cámara lenta” con trucos legales, sino con purgas a todos los sectores de la sociedad.

Erdogán, líder del partido islámico moderado AKP, Primer Ministro (PM) desde 2003 hasta el 2014, convocó por primera vez a que el pueblo y no al parlamento para elegir directamente al presidente (por supuesto a él) y así, como jefe de estado, impulsar un cambio al sistema político para otorgar al presidente (a él), un poder casi absoluto.

Desde entonces, aunque la constitución vigente indica que el PM es jefe de gobierno, Erdogán sigue siendo la figura fuerte del estado turco hasta el punto de que se habló de un golpe contra él y no contra el PM actual, Binali Yildirim y su gabinete. Ya el parlamento debate la reforma de constitución para cambiar el sistema parlamentario por uno uno presidencial

Paradójicamente, sectores militares, seculares oponentes y disidentes de Erdogán junto a seguidores del hombre a quien el gobierno culpa, Fethullah Gülen – asilado en Estados Unidos,- facilitaron a Erdogán, con el fallido golpe del año pasado, en acelerar su proyecto dictatorial con fachada de democracia.

Algunos dicen que Erdogán planeó un autogolpe, y si bien eso es muy aventurado, al menos es seguro que tuvo “un golpe de suerte”.

El judaísmo tiene una obsesión con el recibimiento a los extranjeros: “Tratadlo como a uno de vosotros; amadlo pues es como Vosotros. Además, Vosotros fuisteis extranjeros en Egipto” (Levítico 19:33-34). Luego el Cristianismo y el Islam también adoptaron éstos valores, pero desde el punto de vista jurídico fueron los griegos y romanos – bajo el concepto de civilidad (ser buenos ciudadanos) – los primeros en crear zonas de asilo cuyo territorio era inviolable y estaba prohibida la persecución.

frase-quien-salva-una-vida-salva-al-mundo-entero-talmud-154187
Los refugiados del Medio Oriente y África que escapan de zonas de conflicto llegan a Europa por los mares de Grecia e Italia por razones de cercanía geográfica, pero ahora que la mayoría de los países de ese continente han reducido la cuota que habían prometido recibir en 2015, el peso de mantenerlos ha recaído, justamente, en esos dos países.

italy-greece-migration
En 2016 la Guardia Costera italiana marcó un record de salvamento de refugiados al socorrer a unas 180 mil personas. En 1400 operaciones de salvamento, un promedio de cuatro por día, navíos italianos fueron a la búsqueda de las frágiles embarcaciones en donde inescrupulosos traficantes venden “puestos” al doble o triple de su capacidad. Por eso, también este año se dio la más alta cifra de muertes por naufragios: más de 4500 víctimas como resultado de más personas en menos barcos.

rescue1

Aunque los gobiernos de Roma y Atenas exigen a sus pares de Europa recibir a más refugiados porque no pueden mantenerlos en centros de tránsito bien condicionados como los que se encuentran en las islas griegas de Lesbos, Chio, Samos, Rodas, etc.; y las italianas de Lampedusa y Sicilia, los gobernantes de muchas naciones del continente hablan mucho sobre los refugiados pero prefieren deportalos a Turquía, con cuyo gobierno hicieron un acuerdo con este fin, a cambio de muchos Euros para su gobierno y del libre circulación de turcos que podran viajar sin visas por los paises miembros de la Union Europea.

89310752_africa_europe_migrants_624map

Desde hace un tiempo son Grecia e Italia, que introdujeron la civilidad a la cultura occidental, las dos naciones que, con el esfuerzo de miles de personas dedicadas a misiones humanitarias, mantienen la vigencia de ese concepto.
ebc95ffed6f5ffdf2198e1145e0d47fab2937e99

turkey-migrants